domingo, 13 de mayo de 2012

La relajación

Una de las actividades que tienen que convertirse en diarias y parte de la rutina del aula es la RELAJACIÓN, parte imprescindible para la regulación de emociones y para conseguir una sensación de "calma interior".
PASOS: música (puesta a punto) + RELAJACIÓN PROGRESIVA DE JACOBSON + RESPIRACIÓN ABDOMINAL + RELAJACIÓN POR EVOCACIÓN
   1. PUESTA A PUNTO: sería bueno utilizar una música como punto de partida, una forma de <<llamar a la calma>> , y una vez que todos están callados y en sus puestos, acostados boca arriba en una colchoneta.
   2. RELAJACIÓN PROGRESIVA DE JACOBSON: consiste en tensar los músculos para relajarlos posteriormente, vamos a hacerlo de las siguientes partes del cuerpo y con este orden:
  • Tensar brazo derecho, cerrando los puños, contar hasta 10 y relajarlo.
  • Tensar brazo izquierdo, cerrando los puños, contar hasta 10 y relajarlo.
  • Tensar pierna derecha, subirla unos 30º con los dedos mirando hacia el cuerpo contar hasta 10 y relajarla.
  • Tensar pierna izquierda, subirla unos 30º con los dedos mirando hacia el cuerpo contar hasta 10 y relajarla.
  • Tensar cabeza  y cara, cerrando los ojos y la boca con fuerza (no hace falta apretar los dientes), contar hasta 10 y relajarlas.
   3. RESPIRACIÓN ABDOMINAL : hacer 3 respiraciones profundas, esperar unos segundos, inspirar con el abdomen y expirar lentamente "abandonándose" pudiendo visualizarlo con un tobogán de agua por el que te dejas caer; continuar respirando de forma abdominal hasta que termine toda la relajación.

   4. RELAJACIÓN POR EVOCACIÓN: consiste en una relajación por recuento de las distintas partes del cuerpo, ir sintiendo cada parte que se nombre y relajarla, para ello el orientador de la relajación puede ir nombrando las distintas partes donde los alumnos pueden visualizarlo como una cápsula que va pasando por todas esas zonas, el trayecto va de derecha a izquierda, empezando por brazos, siguiendo el torso, las piernas y volvemos a subir a la cabeza, donde finaliza.
  • Instrucciones: Les indicamos: <<Empezamos en los dedos del brazo derecho, relajamos los dedos, los nudillos, la mano, la muñeca, el antebrazo, el codo, el hombro, sentimos como pasa por nuestro brazo y se dirige hasta la columna, donde se detiene en un punto y pasa rápidamente a los dedos del brazo izquierdo, se relajan los dedos, los nudillos, la mano, la muñeca, el antebrazo, el codo, el hombro, sentimos como pasa por nuestro brazo y se dirige hasta la columna, al bajar por ella se relaja toda la espalda, sigue bajando rápidamente por la pierna derecha hasta llegar a los dedos, estos se relajan, el empeine, el tobillo, sube por el gemelo, la rodilla, el muslo y pasa por la cadera bajando hacia los dedos del pie izquierdo, se relajan, pasa por el empeine, el tobillo, el gemelo, la rodilla y el muslo. Sube por la cadera hacia la columna y relaja aún más la espalda hasta llegar al cuello, relajamos la cara, la boca se entreabre, se relaja la nariz, la frente, los ojos, las mejillas y las sienes>>.
  • <<Estamos totalmente relajados>>. Ahora podemos esperar medio minuto o un minuto y poco a poco que vayan moviendo las distintas partes del cuerpo, les indicamos: <<empezamos a despertarnos de la relajación, nos despertamos con paz interior y poco a poco movemos el cuerpo: los brazos, las manos, las piernas, nos estiramos, abrimos los ojos, movemos la cabeza y cuando me sienta preparado puedo incorporarme>>.

lunes, 27 de febrero de 2012

Cuento: EL GRANJERO Y SU HIJO

Proverbio chino
Actividad para niñ@s mayores de 8 años.  Niveles: 2º y 3º de Primaria. / ESO


Cuento El Granjero Hijo


OBJETIVO: que los niñ@s desarrollen la ecuanimidad, dejar de etiquetar las cosas como blancas y negras, percibiendo la infinidad de matices grises que existen. En vez de adoptar una postura victimista de tratar de cambiar a los demás, verlos como maestros es una invitación para cambiarnos a nosotros mismos, un aprendizaje.

Lanzamos una cuestión: ¿Qué sabemos acerca de las cosas que nos pasan? y hablamos de lo que hoy determinamos que es malo, mañana puede convertirse en algo bueno. Y viceversa.
Un problema lo creamos en nuestra mente cuando luchamos y entramos en conflicto con personas y situaciones con las que no estamos de acuerdo. Son pensamientos que nos perturban, por lo que tenemos que hacer uso de la imaginación y creatividad para cosechar otro tipo de resultados a nivel emocional.  
Una buena actividad:  sería poner ejemplos de "problemas" y verlos de una forma nueva, creativa,... "DESAPRENDER". 
Ejemplo: tenemos un amigo que siempre llega 15 minutos tarde, el hecho de que nos perturbe su impuntualidad es nuestro problema. Si partimos de la premisa de que  tiene derecho a llegar tarde- lo cual no quiere decir que nos guste o que estemos de acuerdo- lo más eficaz es tomar una actitud respetuosa. Podemos quedar 15 minutos antes de lo previsto, de manera de que a pesar de retrasarse llegue a la hora. Él seguirá actuando como siempre, y nosotros habremos resuelto un problema que nos afectaba.

REFUERZO de lo aprendido: podemos elaborar un diario al que recurriremos semanalmente, por ejemplo los viernes en asamblea y en el que comentaremos los "problemas" que han surgido a lo largo de la semana y como los vemos desde una perspectiva nueva, sin que nos perturben mentalmente.
 
Actividad basada en  el artículo de Psicología del País Semanal (nº1.806) "Problemas que son oportunidades"  de Borja Vilaseco.
 

jueves, 2 de febrero de 2012

EL SEMÁFORO- resolución de problemas y conflictos

Establecer "ZONAS DE PAZ" en la escuela donde estén visibles unos pósters (lo que Mark... dió en llamar el Control Signals Poster) con una especie de semáforo que los niños pueden entender muy bien, cada luz representa un paso diferente hacia el AUTOCONTROL.
La idea es que cuando un niño siente una EMOCIÓN DESTRUCTIVA (ira, rabia, enfado, tristeza,...) lo primero que tiene que hacer es detenerse y calmarse.  

La luz roja supone inspirar lenta y profundamente y hablar luego del problema, como se siente consigo misma y con la otra persona.
La luz amarilla consiste en generar soluciones alternativas, en este sentido es importante el contexto, por eso es importante establecer una zona de paz con un ambiente agradable, con un clima familiar. Para ayudarle en este aspecto hay que partir de la idea de que buscamos llevarnos bien con los demás o al menos de no pelearnos con ellos. <<¿Qué puedes decirle para que te devuelva el balón?...>>
La luz verde equivale a ACTUAR, llevar a la práctica la mejor solución.

El color ROJO - CALMA (STOP).
El color AMARILLO- PIENSO
El color VERDE - ACTÚO (GO).

Una buena manera de enseñar estas estrategias es con el JUEGO DE ROLES, se establece un conflicto y representamos los distintos papeles de dos niños en conflicto, incluso una vez explicado también pueden representar el papel del adulto para explicar y ayudar a su resolución.
En algunos colegios se les enseña a los niños mayores a mediar en los conflictos de los más pequeños, donde pasean por el patio y median donde vean un problema, pueden llevar una camiseta con el semáforo, lo que lo convierte en un símbolo muy reconocible. Cuando interviene el niño mayor, dice algo así como: "Parece que aquí hay un problema. Luz roja, es decir, calmémonos." y luego "Ahora pasaremos a la luza amarilla. Primero hablarás tú, y el otro escuchará y luego intercambiaremos los papeles".
Las ZONAS DE PAZ tienen que estar por todo el cole: en el aula, el patio, pasillos, comedor,... 
En el patio en algunos colegios ponen conos rojos para tener un punto de calma, al que pueden dirigirse los niños que se encuentra mal y no quieren ser molestados. 
En el aula pueden ponerse sillas señaladas con un punto rojo donde niños que se encuentren alterados pueden ir a tranquilizarse y pensar en posibles alternativas de acción.

Para evaluar los resultados se les harán preguntas del tipo: ¿Cómo sabes si estás enfadado o triste?

Actividad utilizada en escuelas del programa PATHS creado por el psicólogo evolutivo Mark Greenberg y su colega Carol Kusché. ("Goleman, D. Emociones destructivas. Cómo entenderlas y superarlas. Ed.Kairós. Barcelona. 2003"). El póster original desarrollado por Roger Weissberg.

miércoles, 1 de febrero de 2012

CUENTO " LA TORTUGA" para entrar en CALMA

Actividad para niñ@s de 3 a 7 años. Niveles: Intantil y 1º de Primaria.
CUENTO La Tortuga

Cuento utilizado en escuelas del programa PATHS creado por el psicólogo evolutivo Mark Greenberg y su colega Carol Kusché. ("Goleman, D. Emociones destructivas. Cómo entenderlas y superarlas. Ed.Kairós. Barcelona. 2003")

Pautas dadas por Mark Greeberg para trabajar el cuento:

OBJETIVO: que los niñ@s cobren conciencia de sus emociones antes de que se conviertan en conductas destructivas.  También les ayuda a a asumir su propia responsabilidad y a controlarse, que además de ser gratificante contribuye muy positivamente a su proceso de desarrollo y maduración.
Primero leemos el cuento,  hablamos sobre él, qué nos enseña, practicamos la calma (recurriendo siempre al cuerpo),... Una buena forma de interiorizarlo es bajo la representación en los sucesivos días, donde los niñ@s puedan desempeñar los distintos papeles: la vieja tortuga, la tortuguita, el maestro y algún compañer@., de esta manera los niños van adquiriendo la capacidad de asumir los distintos puntos de vista.

HACER LA TORTUGA: en distintos contextos y siempre recurriendo al cuerpo, se les enseña a l@s niñ@s a respirar profundamente al tiempo que cruzan los brazos sobre el pecho (durante un minuto) provocando un efecto calmante. Es necesario que el adulto practique todas las veces que haga falta con el niño "Veo que estás muy enfadado. Vamos a tranquilizarnos. Yo haré contigo la tortuga. Inspiremos juntos.... ¿Ya estás más tranquilo?" Una vez interiorizada esta habilidad se les enseña a hablar consigo mismo, como un modo de controlar su conducta, que aprenda a utilizar el lenguaje como un sustituto de la representación conductual.


REFUERZO de lo aprendido:  cada vez que l@s niñ@s consiguen hacer la tortuga se les puede recompensar con un cuño de tinta de una tortuga o con un adhesivo (muestra para imprimir más abajo).